Suscríbete a nuestro Newsletter:
TV Pasiones

Cabocla

previa-cabocla

Alrededor de 1918, el coronel Boanerges, un político muy estimado de Vila da Mata, ha perdido la cuenta de cuántos niños ha apadrinado. “Siempre digo que no tengo electores, tengo amigos”, dice al primo Luís Jerônimo (Daniel de Oliveira), cuando éste llega a su estancia.  Casado con Emerenciana (Patrícia Pillar), tiene una hija, Belinha (Regiane Alves).  Otro hijo, tardío, a quien Boanerges llama cariñosamente “la raspa de la olla”, está en camino.  El coronel tiene grandes esperanzas de que el bebé sea varón, para igualarse a Justino, que tiene una pareja. 

El coronel Justino, viudo, también es un líder político local. Neco (Danton Mello) y Mariquinha (Carolina Kasting), sus hijos, no están de acuerdo con el conservadorismo del padre y con la forma de cómo cuida sus intereses, atropellándolo todo lograr sus propósitos.  Mariquinha es profesora de la escuela rural de Vila da Mata.  Neco, que se ha ido a Rio de Janeiro a estudiar Leyes, vive el dilema de abandonar sus estudios, porque prefiere el campo, el olor de la tierra, el polvo simple y humilde que lo ha visto nacer en la estancia del padre.  Pero Justino no quiere ni siquiera discutir la cuestión.

Por ironía del destino, mientras Boanerges y Justino se enfrentan en la carrera de caballos, sus hijos Belinha y Neco se conocen en el tren que los lleva de Rio de Janeiro a Pau D´Alho, la última parada del tren antes de llegar a Vila da Mata.  Sin poder imaginarse de quienes son hijos, Neco y Belinha  se encantan el uno con el otro desde el primer momento en que sus miradas se cruzan.  Otra cosa que la pareja no puede imaginarse, es que comenzará una verdadera guerra entre sus familias cuando  lleguen a Vila da Mata.